sitemap
INICIO | Alquiler de Veleros en Croacia | Puertos de Croacia | Faros en Croacia | Itinerarios náuticos de Croacia
Guía de Croacia | Ofertas Charter de Barcos en Croacia | Navegar en Croacia

Viajes a GreciaVeleros en Croacia

tercer elemento SL

Itinerarios Náuticos

Rutas en Croacia

Dalmacia  Sur

1.día / Dubrovnik
2.día / Dubrovnik - Mljet
3.día / Mljet - Hvar
4.día / Hvar - Split
5.día / Split - Korkula
6.día / Korkula - Dubrovnik
7.día / Dubrovnik

Puerto de Salida Dubrovnik:

Fundada hace 1.300 años, el encanto de Dubrovnik reside en el antiguo barrio de Stari Grad, con sus pavimentos de mármol, sus empinadas calles adoquinadas, sus casas altas, conventos, iglesias, palacios, fuentes y museos, todos tallados en la misma piedra de tonalidad clara. La antigua muralla, remodelada junto al casco antiguo tras el terremoto de 1667, mantiene alejados a los conductores. Gracias a su ubicación en el extremo meridional de la costa adriática, la urbe cuenta con un clima agradable y una vegetación exuberante. Aunque sufrió duros bombardeos en 1991, Dubrovnik ha seguido un ambicioso plan de restauración coordinado por la Unesco, que había añadido la ciudad antigua a su catálogo en 1994. Los viajeros que la han visitado recientemente afirman que ahora ofrece un mejor aspecto.
La Placa, su hermoso paseo, se extiende desde la parada de autobús que se encuentra en el exterior de la puerta del pilar hasta la torre del reloj, al otro lado de la urbe. En el interior de la puerta del pilar el monasterio franciscano alberga una farmacia que lleva despachando desde 1391. En el extremo opuesto de la Placa se halla la iglesia de San Blas, precioso edificio del barroco italiano, y el palacio gótico de la rectoría, construido en 1441. Este palacio es ahora un museo con habitaciones amuebladas, pinturas barrocas y exposiciones históricas. Justo enfrente se emplaza un animado mercado que abre por las mañanas. Las murallas de Dubrovnik fueron construidas entre los siglos XIII y XVI y han permanecido intactas hasta la actualidad. Probablemente se trate de la fortificación más hermosa del mundo; mide más de 2 km de largo y 25 m de alto, y cuenta con 16 torres. Ningún otro lugar ofrece un paisaje como éste. Un paseo alrededor de la muralla supone uno de los mayores placeres que aporta esta ciudad.

Panoramica de Dobrovnik


Segundo día Miljet:

Una tercera parte de la estrecha isla de Mljet forma un parque natural. Entre sus mayores atractivos destacan dos lagos de agua salada rodeados de pequeñas laderas cubiertas de pinos. Puede visitarse en un solo día pero si uno pasa la noche en la isla, podrá disfrutarla a solas. En medio del lago más extenso se emplaza una isla; llegar hasta ella supondrá disfrutar de un almuerzo en el monasterio benedictino del siglo XII, hoy convertido en el hotel del parque. Mljet es el lugar ideal para nadar y tomar el sol o alquilar una bicicleta y darse una vuelta por el parque. Se encuentra a unos 15 km de la costa adriática meridional de Croacia, a medio camino entre Korcula y Dubrovnik, desde donde también se puede llegar en ferry.

Veleros en Miljet

Tercer día Hevar (lesina):
Isla dálmata perteneciente a Croacia, que se encuentra fuera de los centros turísticos de la rivera de Makarska. Abarca un área de 287 km² y es la Madeira de Croacia, pues produce Vino, miel, uvas, aceitunas, higos, dátiles y mármol. La ciudad de Hvar tiene una catedral barroca, una fortaleza del siglo XVI y un monasterio franciscano. Starigrad es el principal puerto de transbordadores de la isla. Su población es de 20.000 habitantes.
Vista de Hvar

Cuarto día Split
Situado 150 km al norte de Dubrovnik, Split aparece como el centro de la provincia de Dalmacia. Se trata de la ciudad más grande de la costa adriática croata. Fue fundada en el siglo IV, cuando el emperador Diocleciano, conocido por su costumbre de arrojar a los seguidores de Jesús a los leones, construyó su palacio de verano. Cuando los bárbaros abandonaron la vecina colonia romana de Salona, muchos de sus habitantes huyeron a Split y se escondieron detrás de los altos muros del palacio. Split se ha convertido en una ciudad industrial, pero su casco antiguo, la alegría que se respira y la gran cantidad de lugares de interés que ofrece hacen de ella una de las urbes más fascinantes de Europa.
El palacio de Diocleciano se alza como uno de los restos de arquitectura romana más impresionantes del mundo. En realidad, se trata más de una fortaleza que de un palacio; su muralla medía antiguamente 215 por 180 m y, en su interior, se encontraban la residencia imperial, los templos y un mausoleo. Todavía se puede apreciar el vestíbulo del palacio original, la plaza con su columnata, el templo de Júpiter y los restos del mausoleo de Diocleciano, ahora convertidos en catedral. En el exterior permanecen algunos edificios medievales, entre ellos el Ayuntamiento del siglo XV. Se podría pasear durante horas por el complejo histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1979, y donde la animada vida diaria parece desarrollarse en un museo al aire libre.
El Museo Marítimo, uno de los más interesantes de la urbe, está situado en el interior de una fortaleza del siglo XVII. Alberga una gran colección de mapas, artefactos y maquetas. También merece la pena visitar el Museo Arqueológico ; parte de su colección se expone en el exterior. La Galería Mestrovic posee una colección extensa y muy bien organizada del escultor croata más importante.

Panoramica de Split

Quinto  día Korcula
La isla de Korcula está poblada de abundantes viñedos y olivos; su costa meridional la conforman pequeñas playas y tranquilas cuevas. La ciudad de Korkula aparece como una típica villa medieval dálmata, con torres rojas de defensa y casas apiñadas de tejados también colorados.
En la plaza de la catedral se intuye una fuerte influencia veneciana; incluso posee su propia catedral de San Marcos, con dos pinturas de Tintoretto. Junto a la seo se alza el palacio de la abadía, del siglo XIV, donde se conserva el tesoro de la ciudad; justo enfrente se encuentra el palacio Gabriellis (siglo XV) donde en la actualidad se ubica el Museo de la Ciudad, lugar en el que se exponen objetos de alfarería griega, cerámicas romanas y mobiliario. Según la oficina de turismo local, Marco Polo nació en la urbe, y hasta se puede echar un vistazo a la casa donde vivió.
Desde la ciudad es posible desplazarse a Lumbarda, una pintoresca localidad al sureste de la isla, que ofrece una bonita playa y está rodeada de viñedos que producen un vino blanco seco. También se puede llegar en fueraborda hasta la isla de Badija, donde existe una playa nudista. Pasar la noche en Badja incluye la experiencia de pernoctar en un monasterio del siglo XV, hoy convertido en hotel.

Panoramica de Korcula

Sexto y septimo dia vuelta de Korcula a Dubrovnik
A su regreso puede disfrutar del sol en sus playas, pero desplazarse en ferry hasta la isla de Lokrum puede resultar una alternativa más interesante. Toda la isla está catalogada como parque nacional, con una playa rocosa para nudistas, un jardín botánico y las ruinas de un monasterio benedictino. La forma más económica de pernoctar en Dubrovnik supone aceptar la oferta de alojamiento privado que se ofrece en la terminal del ferry, ya que los hoteles son mucho más caros.

Imagen de Split

 

 
Inicio | Quienes somos | Mapa Web | Info Legal | Contactar | Presupuestos

Condiciones Generales de Contratación

© 1998-2004 · Veleros Croacia.COM· Todos los derechos reservados.